Sondaje

 

Un elemento que se usa para la toma de muestras, la administración de alimentos, extracción de líquidos o estudio de alguna cavidad es la sonda.

Las sondas que se verán en el curso son las vesicales, las nasogástricas y las rectales.

Las sondas vesicales se introducen por el meato uretral hasta la vejiga, con el objetivo de formar una vía de drenaje hacia el exterior, que puede dejarse de manera temporal, permanente o intermitente. Este tipo de sonda es usado en casos en los que es necesario facilitar la salida de la orina, obtener muestras estériles de la misma, recolectar orina en pacientes incontinentes, medir el flujo de la orina, entre otros.

Las sondas nasogástricas se introducen desde uno de los orificios de la nariz hasta el estómago. Este tipo de sondaje se usa en los siguientes casos: en administración de medicamentos, en la nutrición enteral, que es cuando una persona no puede ingerir alimentos por vía oral, para la realización de lavados gástricos en casos de intoxicación oral con fármacos o sustancias tóxicas, análisis de contenido gástrico, entre otras.

En el sondeo rectal, se introduce una sonda en el recto a través del ano. Suele ser usada en casos en que el paciente muestra acumulación de gases en el intestino, con el objetivo de que se le facilite su eliminación.